martes, 7 de enero de 2020

¡Menudos elementos!

Para unirnos a la conmemoración del año 2019 como Año de la Tabla Periódica, los Departamentos de  Física y Química, y de Ciencias  Naturales del IES Benjamín Jarnés, y la Biblioteca El Arcón Encantado convocaron en diciembre un concurso literario de relatos basados en la tabla periódica. 
  • Pueden participar todos los alumnos del IES Benjamin Jarnés, y para ello deberán escribir un relato literario (cuanto más original, creativo y cuidado, mejor) inspirado en la tabla periódica  en uno o varios de sus elementos, en la figura de su creador, en el proceso de su descubrimiento, en las familias, en sus usos y aplicaciones, en el origen de su nombre… ¡sólo hay que echarle imaginación!). 
  • Los trabajos se entregarán bien en mano en la propia Biblioteca (en cualquier segundo recreo), bien al profesor/a de Ciencias o de Física y Química, bien por correo electrónico a biblio@iesbenjaminjarnes.com antes del 31 de enero, indicando claramente el nombre, apellidos, curso y grupo del autor o autora.
  • Se establecerán dos categorías:
    1.  Alumnos de 1º, 2º , 3º ESO y FP Básica.
    2. Alumnos de 4º ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos.
  • Para cada categoría habrá un premio de 15 Benjas para gastar en cafetería, y un diploma acreditativo que se entregará en los premos Hiberus a final de curso.


En 1869 el ruso Dimitri Mendeleiev publicó la primera versión de lo que hoy conocemos como Sistema Periódico de los elementos químicos. Fruto de su tesón, su intuición, su innegable brillantez y también su modestia, la Química encontró al fin la sistematización necesaria y se puso orden al batiburrillo de elementos conocidos hasta la fecha. Ideó el cemento que permitiría construir el edificio en el que se asienta la Química y con ello la ciencia moderna.

Para conmemorar el 150 aniversario de tal evento, Naciones Unidas proclamó al 2019 como Año Internacional de la Tabla Periódica. Cualquier excusa es buena para acercarse a la figura del brillante científico y noble persona y para valorar la trascendencia de lo que para muchos estudiantes empieza siendo una tortura impuesta por sus profesores de Química.

Es prácticamente seguro que Mendeleiev ni escuchó ni dijo aquello de que somos “polvo de estrellas”. Tendrían que pasar algunos años para que otros gigantes subidos a sus hombros comprendieran que la síntesis de los elementos químicos (salvo el anciano Hidrógeno) tiene lugar durante el nacimiento, la vida o la muerte de las estrellas. De todos, salvo de aquellos sintetizados por hombres y mujeres que siguiendo los pasos de Mendeleiev y otros como él, tratan de vencer límites y comprender mejor el mundo que nos rodea huyendo de verdades dogmáticas.

Hoy la tabla está completa, por ahora. Es mucho más grande que en la época de Mendeleiev y su forma se parece poco a la que él publicó, pero si él levantara la cabeza identificaría sin duda su idea original y se sentiría orgulloso de todos aquellos que han seguido su estela. ¡Seguro!

Acerquémonos a este maravilloso edificio porque es la casa de todos y también es tu casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario